domingo, febrero 17, 2008

Todo se transforma en eternidad,
hasta los latidos sin prisa
que produce tu sola presencia
que multiplica el deseo utópico
de los amantes que se descubren
a punta de besos detrás de una columna
ante la presencia de ojos sin rostros
ajenos al espacio,
haciendo a su vez cómplice
a la madrugada que hace algún tiempo te robó el sueño.


Etiquetas:

6 Comentarios:

Blogger Karol dijo...

La madrugada, siempre robando los suenios, con esos ojos sin rostroo,

Gracias por compartir, muy lindo.

2/17/2008 9:46 p. m.  
Blogger Nefi dijo...

Hermano

Usted acertando como siempre. Todo se transforma... incluso la eternidad misma. Y esas madrugadas que logran matar a Morpheo... esas también son transformadas.

Saludos.

2/18/2008 12:23 a. m.  
Blogger wasarry Say nO MOre dijo...

Hermoso poeta, me alegro doblemente por usted...

2/18/2008 1:46 p. m.  
Blogger Athenea dijo...

Todo el mundo es complice.


Un abrazo.

2/19/2008 5:43 a. m.  
Blogger Emmanuel_Br² dijo...

Vaya, me recuerda una canción, una botella de vino y una voz a lo lejos, cantando...


Me gustó mucho, bastante.!

2/19/2008 4:35 p. m.  
Blogger *Lin* dijo...

uuuuuuuuuuuuuuy... nice!!!

3/02/2008 7:30 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home