sábado, septiembre 23, 2006

Lo Inefable...

Yo muero extrañamente... No me mata la Vida,

no me mata la Muerte, no me mata el Amor;

muero de un pensamiento mudo como una herida...

¿No habéis sentido nunca el extraño dolor

de un pensamiento inmenso que se arraiga en la vida,

devorando alma y carne, y no alcanza a dar flor?

¿Nunca llevasteis dentro una estrella dormida

que os abrasaba enteros y no daba un fulgor?...

¡Cumbre de los martirios!... Llevar eternamente

desgarradora y árida, la trágica simiente

clavada en las entrañas como un diente feroz!

iPero arrancarla un día en una flor que abriera

milagrosa, inviolable!.., iAh, más grande no fuera

tener entre las manos la cabeza de Dios!

Delmira Agustini

3 Comentarios:

Blogger Ilsa Grant dijo...

Es un sentimiento conocido. Yo lo achaco a la falta de ilusión. Una enfermedad con difícil cura.
Gracias por tu visita.

9/25/2006 3:17 a. m.  
Anonymous Drache dijo...

Como diria Julia "es la caricia de lo inútil, la tristeza sin fin de ser poeta..."

10/01/2006 8:55 p. m.  
Blogger Proyecto Madrugada dijo...

asi mismo es, musa...

10/02/2006 12:58 a. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home