sábado, junio 10, 2006

Canto a la Madrugada.Serie Madrugada

Canto segundo(despues de volar, se sigue volando).


II

Mientras la noche iba cayendo y los fantasmas retornaban a sus tumbas, los cuerpos se fundían entre la mezcla de ron, sudor y saliva. La lujuria, consumía sus mentes, estaban en un coma lujurioso, solo sentían como sus cuerpos entraban, una y otra vez, en un estado de excitación celestial. Nunca antes dos mortales habían llegado a la cima de un orgasmo cósmico, solo reservado para los Dioses y Ángeles caídos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home