viernes, mayo 06, 2011

Tendedero


Cuelga

los sueños

con vocación de esperanza

en el bazar de la mala hora,

átalos del cuello de la botella,

es muy posible que no encuentren venta,

pero poco importa,

esta vez la cantina amanecerá junto a la tristeza de las calles

y los pocos borrachos fieles a sus vasos rotos y su condición de exiliados.

Deja el pasado pasar en cada trago,

no descuelgues los sueños

a veces sirven para secar el sudor y alguna que otra lagrima

solitaria que se desprende del orgullo.

Etiquetas: ,

2 Comentarios:

Blogger nZa dijo...

buenísimo.. me gusta, me siento identificado... he vuelto a querer escribir.

5/06/2011 9:59 p. m.  
Blogger wasarry Say nO MOre dijo...

Inevitablemente conmovedor. Gracias pro compartirlo poeta!

5/07/2011 2:06 a. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home