miércoles, julio 26, 2006

Confesiones de un Espejo Roto (1)

Algunas veces los nombres…

Tu nombre jugó a ser horizonte
Canción de la razón del viento
Grito de Sur
A garganta abierta
En cada rincón del universo
tu nombre jugó a ser amor
y entre tanto
no fue más que un espejismo
plagado de abismos silentes
molinos amarillos
comedores de espejos
preñando los vientres
de un insomnio ruin e infértil
de un saberte lejos
y salva
escondida del amor
en la noche ya vecina
sedienta inmóvil
Pariendo soledades
a la luz del televisor.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home