sábado, marzo 04, 2006

Madrugada

Madrugada, ves como el cielo
se convierte en mar de fuego
justo cuando te besas con el
océano.
Madrugada, la simpleza con la que
domas la Luna cautiva mis sentidos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Home